Skip to content

The Wine Egg Project

 Vinos ecológicos desde el entorno de Doñana

adorno-azul

The Wine Egg Proyect
 

Nuestro proyecto de vinos ecológicos nació en 2018 y es en 2022 cuando desarrollamos el concepto: “The Wine Egg Proyect”.

El Proyecto trata de la fabricación en Centroeuropa de huevos de hormigón ecológico de 2 metros para elaborar partidas exclusivas de nuestros vinos ecológicos. Gracias al efecto único de circulación en espiral dentro de los huevos, el vino obtiene una mayor complejidad y estructura. Buscamos la vuelta al origen del vino en su viña.

El tanque en forma de huevo y su uso en la elaboración del vino se remontan al año 6000 a.C. Uno de los recipientes de vino más antiguos es un Kvevri o Qvevri georgiano cuya forma se asemeja a un huevo.

Los huevos de hormigón abrazan el pasado y el presente. Combinan una serie de innovaciones (que son el resultado de un trabajo continuo a largo plazo en el desarrollo y la  investigación), así como una estrecha cooperación con distinguidos enólogos.

Los huevos de hormigón aseguran una permeabilidad óptima al oxígeno, así como una conductibilidad térmica óptima, que es el resultado de la investigación sobre el grosor de pared óptimo, el material apropiado y el tanque en forma de huevo en una sola pieza sin empotrar patas de hormigón.

El volumen optimizado para la autorregulación de la fermentación del vino se sitúa entre 900 l y 1500 l. por lo que optamos por un depósito de hormigón en forma de huevo con una capacidad de 1000 l. Las paredes proporcionalmente delgadas del huevo de hormigón conservan una temperatura estable sin enfriamiento adicional. La fermentación produce calor y consecuentemente corrientes de convección, que estimulan la circulación del vino. En comparación con los recipientes de fermentación tradicionales o depósitos, el tanque en forma de huevo permite que el vino circule con mayor facilidad, lo que se debe a su forma y superficie lisa. Debido a la circulación o movimiento continuo del vino dentro del huevo de hormigón, el vino desarrolla un sabor complejo a través de su contacto constante con las lías.

 

Transpiración del hormigón

Qué es y como funciona

adorno-azul

Funcionamiento huevo de hormigón
Funcionamiento huevo de hormigón

 

Al penetrar el oxígeno a través del hormigón, los taninos del vino se suavizan y el vino desarrolla un cuerpo más rico y un sabor más complejo. A diferencia de las barricas de madera, que tienen una influencia similar en el vino, el hormigón no agrega ningún sabor a vainilla u otras especias provenientes del roble, pero permite al enólogo preservar las características afrutadas del vino sin las características de reducción del acero inoxidable y agrega una textura sin que los sabores vengan del roble. El hormigón combina así los beneficios de la barrica de roble y la vasija de acero inoxidable.

El vino almacenado en depósitos de hormigón en forma de huevo es rico en taninos y estable por naturaleza, lo que proporciona al enólogo un vino de larga duración, sin necesidad de aditivos para preservar la calidad del vino y su magnífico sabor. Además, los taninos de los depósitos de hormigón, restringen el contenido de proteínas y así evitan que el vino se enturbie.

 

 

Nuestros vinos ecológicos

Elaboramos una edición limitada de 1.300 botellas numeradas de cada uno de los 2 vinos

adorno-azul

BLANCO – Sobre Lias

Etiqueta Blanco sobre Lías

Variedad Sauvignon Blanc, debido al efecto que produce la Geotermia, o sea, la circulacion interior en espiral en el huevo de hormigón ecologico, nuestro vino blanco ecologico se pule gracias a la friccion con las paredes de hormigón y a la vez pone en flotación a sus lias, lo que le aporta mas complejidad y riqueza en boca además de darle mas volumen y estructura al vino. El huevo potencia sus recuerdos minerales y salinos, a la vez que la frescura de su fruta tropical.

TINTO – Sobre Duelas

Contraetiqueta Tinto sobre DuelasVariedad Tempranillo, hacemos una crianza inversa en el huevo de hormigón ecologico, dado que metemos nuestro vino tinto ecologico y sumergimos en el interior del huevo una selección de duelas de roble francés con un tostado suave, para conseguir que el vino haga una crianza inversa infiltrándose en las duelas y posteriormente respire a través de los poros del huevo de hormigón. Este proceso innovador, hace que nuestro tinto sea estable por si mismo, conservando toda su fruta y rico en matices minerales, que le aporta el huevo y que consolide sus taninos dulces gracias a la crianza interior con las duelas de roble. Un vino único y sorprendente que a la vez pone en valor toda la labor en la viña.