El apellido Oliveros está ligado al vino desde hace mas de 75 años, tiempo en el que D. Juan Oliveros Perea creó la primera bodega, en el año 1940, que después se acogería a la D.O. Condado de Huelva

Desde sus orígenes Juan Oliveros fue un hombre vanguardista y emprendedor, siempre pionero en el sector. Su pasión por el trabajo le llevó a poner la primera planta de embotellado en la zona. Le siguió su hijo D. Jaime Oliveros Macías, posiblemente el mejor enólogo de la zona en su época y también a la vanguardia, fue el primero en poner una planta de tratamiento de frío para los nuevos vinos jóvenes afrutados.

Ya en este siglo XXI, la tercera generación ha tomado el relevo y respetando la tradición familiar ha diferenciado a la bodega convirtiéndola en la primera bodega en especializarse en la exportación, estando presente en más de 20 países y siendo además líder absoluto en enoturismo en la zona, recibiendo miles de visitas al año.

El secreto del éxito de bodegas oliveros reside en reunir tradición y las nuevas tendencias empresariales, con el único objetivo de buscar la máxima calidad en sus vinos. Fruto de ello son sus vinos tintos con Denominación de Origen Condado de Huelva, criados en una cava subterránea especial y acondicionada para soportar las temperaturas de esta parte de Andalucía.

Mención especial merece el Vino Naranja, perteneciente a la gama de vinos dulces, producido de forma tradicional en el Condado de Huelva y cuyas características son exquisitas y únicas en el mercado. Este vino es exclusivo y representa un signo de distinción para nuestra bodega, ya que cedimos nuestra marca, Vino Naranja, para proteger este vino tan peculiar y atractivo bajo el paraguas del Consejo Regulador.

 

El Condado de Huelva es una región en la costa atlántica de Andalucía, en el sur de España.

 

La Denominación de Origen Condado de Huelva se crea el día 10 de mayo de 1962 y, por Orden del Ministerio de Agricultura, se aprueba, en 1963, el Reglamento de la Denominación de Origen Condado de Huelva, que aúna a todos los sectores comprometidos con los Vinos del Descubrimiento.

La Denominación de Origen Condado de Huelva, comprende una amplia comarca dividida en dos áreas: Condado Campiña y Condado Litoral. Limita en el norte con la comarca del Andévalo, al sur con el Océano Atlántico, al este con las provincias de Cádiz y Sevilla, y al oeste con la capital onubense.

Abarca una superficie de 5.000 hectáreas de viñedo, que se extienden a lo largo y ancho de catorce municipios: Almonte, Beas, Bollullos Par del Condado, Bonares, Chucena, Hinojos, Manzanilla, Moguer, Niebla, La Palma del Condado, Rociana del Condado, Trigueros, Villalba del Alcor y Villarrasa.

El clima es mediterráneo con influencia atlántica. El Condado goza de suaves inviernos, soleadas primaveras y largos y cálidos veranos, con una temperatura media anual de 18º y una insolación media de 3.000 horas de sol al año. La humedad relativa oscila entre el 60 y el 80% y las precipitaciones alcanzan los 550 litros por metro cuadrado al año.

Los viñedos del Condado de Huelva se asientan sobre terrenos llanos o ligeramente ondulados, de aspecto rojizo o pardo, no demasiado calizos, y en diversas zonas cercanas a la desembocadura del Guadalquivir, formadas por tierras de aluvión.

La variedad predominante es la Zalema, que ocupa un 80% de la superficie de cultivo. También se encuentran dispersas otras variedades como Palomino Fino, Listán de Huelva, Garrido Fino, Moscatel de Alejandría y Pedro Ximénez, Tempranillo, Syrah, Garnacha que contribuyen a enriquecer los vinos blancos, tintos y generosos, típicos de esta Denominación de Origen.